volver

Memoria Chilena recorre el modernismo emergente de Pedro Antonio González Valenzuela (1863-1903)

Una nueva investigación indaga en la vida del poeta, su único libro y las múltiples recopilaciones póstumas de sus textos.

Pedro Antonio González Valenzuela (1863-1903) es un autor que la crítica ha vinculado a la sensibilidad modernista, sobre todo por su poesía. Este punto de vista se presentó en el primer minisitio de Memoria Chilena dedicado al escritor: Pedro Antonio González: Poetas chilenos. Ese minisitio seguía una metodología actualmente en desuso, en el que un autor era presentado en relación a una obra destacada. En este caso, la investigación fue desarrollada a partir de la antología publicada en 1902, Poetas chilenos, en donde Pedro Antonio González es uno de cinco creadores antologados.

La actualización de este minisitio fue desarrollada entre mayo y junio de 2021, con el objetivo de profundizar en la vida del autor y en las diversas publicaciones que dieron a conocer su obra literaria. Dos libros que ya existían en Memoria Chilena fueron base para la investigación: el mencionado Poetas chilenos (1902) y la cuarta edición aumentada de Poesías: sus mejores poemas (1927) , compilación de escritos de Pedro A. González publicada originalmente por Armando Donoso en 1917.

A eso se sumaron cuatro digitalizaciones de libros desde la sección Chilena de la Biblioteca Nacional. El primero, Ritmos (1895), fue el único libro que Pedro A. González publicó en vida. Marcó un período de transición en la poesía nacional, desde una estética romántica hasta formas asociadas al modernismo hispanoamericano. El libro fue publicado gracias al estímulo de Marcial Cabrera Guerra y el financiamiento de Luis Arrieta Cañas.

Uno de los énfasis de la nueva investigación está en que la mayoría de la producción de Pedro A. González ha sido publicada y estudiada póstumamente. Una cápsula está dedicada a las recopilaciones editadas después de su muerte. La primera fue "Poesías" (1905), a cargo de Guillermo E. Miranda, y le siguió Poesías de Pedro A. González (1917), a cargo de Armando Donoso. En 1953, como conmemoracion de los 50 años del fallecimiento del autor, se publicó El monje y otros poemas, a cargo de Carlos Poblete.

También destaca dentro del minisitio la cápsula que aborda el libro Poetas chilenos (1902). La nueva investigación contextualiza el libro dentro de la Colección Biblioteca Económica de Domingo Urzúa Cruz, un proyecto que también incluyó recopilaciones de autores como Salvador Díaz Mirón y Daniel Riquelme, así como obras únicas de autores, como El Mendigo, de José Victorino Lastarria.

Otro material que destaca el minisitio es el homenaje que publicó la revista Pluma y Lápiz al autor, el 1 de noviembre de 1903. La revista, dirigida por Marcial Cabrera, relató los últimos días de la vida del poeta y sus actividades como escritor y profesor. Este número incluyó varias imágenes que luego fueron usadas en posteriores publicaciones sobre el autor, como el hospital San Vicente de Paul donde fue internado, las personas que lo atendieron y visitaron, e imágenes de la capilla de la Escuela de Medicina donde se hizo funeral, así como de su tumba en el Cementerio General.

La nueva investigación de Memoria Chilena también permitió incorporar más información sobre la vida del escritor. Su figura comúnmente fue relacionada a la vida bohemia y su carácter, descrito como "modesto, retraído, casi huraño". La nueva investigación da cuenta, sin embargo, de situaciones que hoy pueden ser consideradas violencia de género, como su conflictiva relación matrimonial con Ema Contador: ella fue su alumna en el Colegio de Recoleta y tenía 12 años cuando contrajeron matrimonio. Según relató Armando Donoso en el prólogo de Poesías (1917), la situación de Ema fue de abandono hasta que finalmente ella dejó el lugar donde vivía con González.


Nuestro encabezado de redes sociales reutiliza imágenes de documentos digitalizados que forman parte del Patrimonio Cultural Común del minisitio Pedro Antonio González Valenzuela (1863-1903).

Son fuentes para esta imagen:

Poesías (1917)

Pluma y lápiz: año 3, número 149, 1 de noviembre de 1903


Revisa nuestro anterior minisitio:

Amelia Solar Marín (1836-1915): La escritora fue conocida, principalmente, por sus libros orientados hacia el público infantil y para ser usados en el ámbito escolar primario. En los textos del siglo XIX e inicios del XX que presentaron su obra, predominó, por un lado, la idea de que la autora continuó el proyecto poético de su madre, Mercedes Marín; por otro, se refirieron a Solar como modelo de mujer cristiana e intelectual.