volver

Canto fúnebre a la memoria del ciudadano José Romero (1858)

Canto fúnebre a la memoria del ciudadano José Romero (1858)

Tipo: Cápsulas

En 1858, Mercedes Marín Recabarren escribió el poema "Canto fúnebre a la memoria del ciudadano José Romero", con motivo del fallecimiento del militar José Romero (1794-1858), quien participó de las primeras campañas emancipadoras en el contexto de la Guerra de Independencia.

Romero -conocido como "zambo peluca" o "Peluca", sobrenombre que se le dio por ser mestizo afrodescendiente- inició su carrera militar a los trece años en el puesto de tambor como parte del "Regimiento de infantes de Pardos" -cuerpo semimilitarizado de personas afrodescendientes-, el que prestaba vigilancia a establecimientos comerciales. En 1809, pasó a formar parte del Batallón de Infantes de la Patria, en el que ascendió a tambor de órdenes. Durante 1813, fue parte de varias campañas de guerra, bajo las órdenes de José Miguel Carrera Verdugo (1785-1821) (Feliú Cruz, Guillermo. "Un mulato ilustre: José Romero". La abolición de la esclavitud en Chile: estudio histórico y social. Santiago: Universitaria, 1973, p. 120-126). En 1814, Romero ascendió al grado de subteniente y fue guardia del director supremo Francisco de la Lastra (1877-1852). En este mismo año, participó en la Batalla de Rancagua, durante la cual tuvo el rol de "socorrer a los sitiados de la plaza" de esta ciudad (Feliú Cruz, p. 142). Luego del periodo conocido por la historiografía como de Reconquista española, Romero se reincorporó al ejército patriota en 1817. En el contexto de la Batalla de Maipú, el batallón de Infantes de la Patria -del que Romero era teniente primero-, se enfrentó con soldados españoles que protegían una hacienda en la que se hallaban jefes realistas. La resistencia de las fuerzas patriotas fue considerada como heroica, razón por la cual Romero recibió una medalla en reconocimiento (Feliú Cruz, p. 148).

Por su participación en la Guerra de Independencia, se ha indicado que, "aun cuando sea secundario", fue un actor relevante "de las guerras de emancipación y de la posterior construcción de la ciudadanía nacional". En relación con su carácter, se le conoció como un "hombre caritativo y voluntarista, permanentemente preocupado de los condenados y de quienes habían caído en desgracia" (Contreras, Hugo. "Artesanos mulatos y soldados beneméritos. El batallón de infantes de la patria en la guerra de independencia de Chile, 1795-1820". Historia. Número 44, volumen I, 2011, p. 56). Se ha mencionado que "visitaba continuamente las prisiones para examinar el alimento que se daba a los detenidos, solía pedir limosnas para ellos, y les prodigaba, a más de estos auxilios, los no menos preciosos del consuelo y el consejo. Más de treinta son los reos que, merced a sus empeños, libró del último suplicio. A muchos acompañó hasta el patíbulo, confortándoles con cristiana caridad en tan amargo trance" (Del Solar, Enrique. "Nota 13". Marín, Mercedes. Poesías de la señora doña Mercedes Marín. Santiago: Impr. Andrés Bello, 1874, p. 259).

El Canto fúnebre a la memoria del ciudadano José Romero fue un escrito solicitado a Mercedes Marín -quien ya era reconocida como poeta por su Homenaje de gratitud a la memoria del benemérito Ministro Don Diego Portales (1837)- por un grupo de artesanos que organizaron las exequias de Romero en el templo San Agustín de Santiago (Del Solar, p. 259), ceremonia que se celebró en mayo de 1858.

Varios de los textos de Marín fueron escritos con motivo de acontecimientos particulares, razón por la cual se le ha llamado "autora de ocasión", pues "escribía cuando algún suceso público o casero le impulsaba a hacerlo, sin haber buscado casi nunca aquellos temas abstractos, o imitados de los libros a la moda" (Amunátegui, Miguel Luis. Doña Mercedes Marín del Solar. Santiago: Imprenta de la República, 1867, p. 52).

En el poema dedicado a Romero, tanto la idea de militar héroe que participó durante el proceso de Independencia como su carácter piadoso fueron aspectos que Mercedes Marín elogió. Así, por ejemplo, en relación con el primer aspecto, la autora destacó su participación en las distintas batallas independentistas: "Fue de entusiasmo lleno / Infante de la Patria; / sirvióla con amor y constancia / O'Higgins, Vial, Carrera / Mil veces le mandaron / al combate, a la muerte / a la victoria" (Marín, Mercedes. Canto fúnebre a la memoria del ciudadano José Romero en el día de sus exequias celebradas en el convento de Agustinos Santiago: Imprenta del Conservador, 1858, p. 6). Este énfasis en el carácter patriótico de Romero fue encomiado por José Antonio Torres (1828-1864), quien le escribió una carta como elogio a Marín por su poema. En ella, Torres comentó que también había pensado en escribir unos versos en honor a Romero, pero que consideró mejor escribir la carta, que era a la vez "un tributo de admiración al talento" de la autora y "un homenaje a la vida de ese hombre del pueblo, que, lleno siempre de buen humor, llevó la esperanza, el consuelo, la salvación a tantos miserables y desgraciados, que lo bendijeron y que guardarán por largo tiempo su memoria" (Torres, José Antonio. "A José Romero, el día de sus exequias carta dirijida al actor por el señor don José Antonio Torres redactor de El Mercurio". En Marín, Mercedes. Poesías de la señora Da. Mercedes Marín de Solar. Dadas a luz por su hijo Enrique del Solar. Santiago, Imprenta Andrés Bello, 1874, p. 307-308).

El poema fue publicado como folleto en 1858 y luego fue incluido en el libro póstumo Poesías de la señora doña Mercedes Marín, al cuidado de su hijo Enrique del Solar. Según su editor, el parecido del final del poema con el poema dirigido a Diego Portales le había hecho pensar a la autora en variarlo "o suprimir toda la composición, caso de hacer una edición de sus poesías" (Del Solar, Enrique. "Nota 13". Marín, Mercedes. Poesías de la señora doña Mercedes Marín. Santiago: Impr. Andrés Bello, 1874, p. 259). Se ha recalcado a raíz de esta opinión que, "pese a la mirada crítica de Mercedes Marín en relación con esta composición, aun así, la autora permite que se publique. Lo otro que llama la atención es que al parecer la poeta no se negaba totalmente a la idea de publicar sus trabajos en un volumen, pues entreveía como una posibilidad la edición de estos" (Contreras, Joyce. "Nota 507". En Marín, Mercedes. Mercedes Marín del Solar (1804-1866): obras reunidas. Santiago de Chile: Ediciones de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos. Centro de Investigaciones Diego Barros Arana, 2015, p. 498).

Ministio(s) relacionado(s):

Mercedes Marín Recabarren (1804-1866)

América poética : coleccion escojida de composiciones en verso

Escepticismo i fé : leyenda religiosa

Rasgo biográfico que consagra a la memoria del arcediano don José

Homenaje de gratitud a la memoria del benemérito Ministro Don Diego Portales

Da. Mercedes Marín del Solar

Poesías de la señora Da. Mercedes Marín de Solar dadas a la luz por su hijo Enrique del Solar

Elojio histórico del Ilustrísimo señor don Manuel Vicuña: primer arzobispo de esta Santa Iglesia Metropolitana de Santiago de Chile

Canto fúnebre a la memoria del ciudadano José Romero en el día de sus exequias celebradas en el convento de Agustinos

Doña Mercedes Marín del Solar

Plan de estudios para una niña

La novia i la carta

A la Sra. Da. Gertrudis G. de Avellaneda

Para el álbum de la S.ta. D.a. Laura Huneus