volver

Realismo en Chile (1848-1909): el debate detrás de una estética comprometida con la observación de la realidad

Memoria Chilena renueva este minisitio –uno de los primeros publicados por nuestro portal- para examinar el contexto intelectual en que se produjeron las recordadas novelas de Baldomero Lillo, Alberto Blest Gana y Luis Orrego Luco.

Durante los primeros meses de 2021, Memoria Chilena ha publicado nuevas investigaciones de minisitios con el objetivo de profundizar en en dos de las principales expresiones literarias del siglo XIX. En mayo se publicó una versión renovada del minisitio El romanticismo en Chile y, ahora, se presenta una nueva investigación para el minisitio Realismo en Chile (1848-1909). Ambas corrientes son de gran relevancia para comprender las obras y los debates intelectuales de la época.

La primera versión del minisitio dedicado al realismo fue publicado en marzo 2003, como parte de las primeras cien investigaciones de Memoria Chilena. En la investigación original se presentaron las obras de tres autores destacados del realismo en Chile: Baldomero Lillo, Alberto Blest Gana y Luis Orrego Luco. La versión 2021 de este minisitio entrega más información sobre los intelectuales que participaron en la discusión respecto de la estética realista y conecta el debate con el desarrollo de una literatura nacional.

La investigación también presenta un conjunto de relaciones con otros contenidos de Memoria Chilena, como la Revista de Santiago (1848-1855) -publicación publicación codirigida por Augusto Orrego Luco- y minisitios como Intelectuales liberales del siglo XIX, Universidad de Chile (1842-1990) y la mencionada investigación sobre el Romanticismo en Chile (1849-1990).

El realismo en Chile es considerado una estética comprometida con la observación con la realidad que, nuestro país, se desarrolló principalmente en vinculación con la novela. Sin embargo, en revistas de la época es posible rastrear visiones singulares y discusiones que evidencian una relación más compleja entre los escritores chilenos, vinculada a la búsqueda de una expresión original y nacional frente a formas europeas.

Por ejemplo, la estética del naturalismo -que llegó a nuestro país a través de un conjunto de novelas europeas, especialmente de las obras de Émile Zola- tuvo una controvertida recepción en Chile. Los textos fueron calificados de "inmorales" y que descuidaban "lo bello" en un debate en el que participaron Domingo Amunátegui Solar, José Victorino Lastarria, Pedro Nolasco Cruz y Luis Orrego Luco.

Enfrentado a esa percepción, el realismo en Chile suscitó varios textos de intelectuales que valoraron sus posibilidades dentro de desarrollo de una literatura nacional. José Joaquín Blest Gana compartió su visión de la novela realista europea en tres artículos en la Revista de Santiago y expresó su preocupación por la falta de desarrollo literario en el país. Para el autor, el realismo europeo era capaz de dar cuenta del estado moral de la sociedad y podía servir como instrumento de regeneración social.

Justo Arteaga Alemparte también publicó sus reflexiones sobre la novela, centrándose en el problema de la originalidad de la literatura chilena hacia fines de la década de 1850. Para el autor, la literatura tiene la capacidad de retratar la sociedad, por lo que podía aportar al "estudio y perfecto conocimiento de la manera de ser de un pueblo".

En 1860, Alberto Blest Gana habló públicamente acerca de la novela como el género que mostraba la llegada a la madurez de la literatura chilena en su discurso de incorporación a la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile: Literatura chilena. Algunas consideraciones sobre ella. Este último texto, publicado en los Anales de la Universidad de Chile, es una de las nuevas digitalizaciones incorporadas al minisitio. A este objeto se suma, también, la digitalización del libro Pláticas literarias (1889), de Pedro Nolasco Cruz.

La mayoría de los documentos que forman parte de este minisitio se conservan en la Sala Medina. Las imágenes fueron extraídas de revistas o pertenecen al Archivo Fotográfico de la Biblioteca Nacional.


Nuestro encabezado de redes sociales reutiliza imágenes de documentos digitalizados que forman parte del Patrimonio Cultural Común del minisitio Realismo en Chile (1848-1909).

Fueron fuentes para esta imagen:

Augusto D'Halmar, hacia 1900
Luis Orrego Luco, 1866-1948
Alberto Blest Gana, 1860
Baldomero Lillo, hacia 1900
Joaquín Blest Gana, 1831-1880
Justo Arteaga Alemparte, hacia 1835

Primera página de "Martín Rivas"


Revisa nuestro anterior minisitio:

Romanticismo en Chile (1840-1890): Este fenómeno formó parte de un contexto latinoamericano mayor, en el que predominó la idea de la construcción de la nación con un carácter utópico, vinculado al liberalismo político. En el caso de las producciones escritas en Chile, el romanticismo se vinculó en su origen a la llegada de intelectuales argentinos hacia 1840 y al Movimiento Literario de 1842.