volver

¿Qué es el dominio público y por qué nos gusta tanto?

Los tres sitios web de la Biblioteca Nacional de Chile –Memoria Chilena, Biblioteca Nacional Digital y Chile para Niños- se centran en el Patrimonio Cultural Común. ¿Qué podemos hacer con este tipo de objetos digitales?

Los objetos digitales que forman parte de nuestros sitios web no solamente sirven para investigar y conocer más sobre nuestra historia y patrimonio, también puede ser usados para nuevas creaciones e innovación. ¿Cómo aprovechar las características del Patrimonio Cultural Común?

La actual ley 17.336 sobre Propiedad Intelectual estipula que la protección de los derechos de una obra dura por toda la vida de su autor o autora y luego se extiende por 70 años después de su muerte. En el caso de que se trate de una persona jurídica, la protección es de 70 años a contar de la primera publicación de la obra.

¿Qué ocurre después? Una vez cumplido ese tiempo, la obra pasa al dominio público y se convierte en Patrimonio Cultural Común. A partir de entonces, la obra puede ser usada y reproducida sin necesidad de contar con la autorización del titular de los derechos.

Los objetos digitales que se pueden encontrar en Memoria Chilena, Chile para Niños y Biblioteca Nacional Digital son, primordialmente, obras que son Patrimonio Cultural Común. Gracias a ello, los objetos digitales que gozan de ese estatus pueden ser publicadas en nuestros sitios web para ser descargadas libremente y en forma gratuita por cualquier persona, en cualquier lugar del mundo.

El Patrimonio Cultural Común puede dar pie a nuevas creaciones e innovación al poder usar las obras de maneras distintas a las de la original. Así, por ejemplo, material en dominio público puede ser usado para diseñar portadas de libros, crear animaciones, objetos decorativos y mucho más. En este sentido, la Ley 17.336 especifica que "las obras del patrimonio cultural común podrán ser utilizadas por cualquiera, siempre que se respete la paternidad y la integridad de la obra".

Como parte de sus actividades de difusión, Memoria Chilena también ha creado obras a partir del Patrimonio Cultural Común. Una de las primeras iniciativas de este tipo fue la creación de fondos de pantalla - para escritorio, Tablet y teléfonos móviles- elaborados con ilustraciones de Luis Fernando Rojas y Claudio Gay, entre otros. También existen fondos de pantallas realizados fotografías, planos y mapas antiguos de lugares como Iquique, Coquimbo y La Serena, El Teniente.

Otra iniciativa ha sido la edición de libros para colorear, descargables e imprimibles, elaborados a partir de ilustraciones de libros del siglo XV, XVI y XVII, mapas antiguos y revistas de moda y deportivas de principios del siglo XX. En 2018 se editó un primer ejemplar y en 2019 se publicó una segunda versión.

En los últimos años también se han desarrollado animaciones en formato GIF a partir de imágenes que forman parte del Patrimonio Cultural Común, extraídas generalmente de revistas como Zig-Zag y Sucesos. Estas animaciones sencillas se publican en el canal Giphy de Memoria Chilena y se pueden usar libremente en redes sociales.

¡Les invitamos a crear nuevas obras a partir del Patrimonio Cultural Común y compartirlas con nosotros!