volver

Memoria Chilena profundiza en la historia del Movimiento Literario de 1842

Presentamos una nueva versión de un minisitio central de nuestro sitio web, esta vez con nuevas cápsulas y más documentos.

Publicado en marzo de 2003, Movimiento Literario de 1842 fue uno de las primeros minisitios de Memoria Chilena. 18 años después, una nueva investigación desarrollada durante el año pasado presenta una versión renovada del minisitio, con más cápsulas y documentos que permiten desarrollar aspectos hasta ahora no abordados, como los antecedentes del movimiento, la creación de la Sociedad Literaria y el Discurso de Incorporación de José Victorino Lastarria, además de la conmemoración del centenario del grupo.

Esta publicación es parte de una línea de trabajo de Memoria Chilena que apunta a reinvestigar minisitios centrales de nuestro sitio web, con el fin de profundizar en contenidos que fueron publicados hace más de una década, sumar nueva información y establecer nuevas conexiones y relaciones con otros contenidos del sitio web.

De esta manera, el minisitio muestra la constelación de relaciones e influencias en la que está inserto el movimiento literario, evidenciando vínculos con periódicos como El Semanario de Santiago y El Crepúsculo, y conexiones con obras como Recuerdos literarios (1878), de José Victorino Lastarria, y La controversia filológica de 1842, de Norberto Pinilla. Asimismo, la cronología ahora detalla más hechos sucedidos durante el año 1842 y vincula a hitos cronológicos de otras investigaciones, como por ejemplo, la llegada de intelectuales extranjeros como José Joaquín de Mora y Andrés Bello.

Una de las cápsulas nuevas corresponde a los antecedentes de la formación del movimiento literario de 1842. En ella se refiere al período de estabilidad política y económica que permitió la aparición de este movimiento, y a la llegada de influyentes intelectuales extranjeros como Andrés Bello, José Joaquín de Mora, Juan García del Río, Domingo Faustino Sarmiento y Vicente Fidel López, quienes trajeron ideas renovadoras sobre la lengua y la literatura americanas.

El minisitio también ahonda en la Sociedad Literaria de 1842, principal hito del movimiento literario. La Sociedad tuvo un rol académico de formación para jóvenes participantes, se articuló como un espacio de debate cultural y propició el espacio para la certámenes literarios dentro de sus sesiones. Otra cápsula destaca el Discurso de Incorporación a la Sociedad Literaria, a cargo de su director, José Victorino Lastarria. En el texto, considerado fundacional, el escritor manifestó la necesidad de una renovación literaria que viniera aparejada con la construcción de identidad nacional.

100 años después, el legado del movimiento literario fue analizado por distintas instancias y organizaciones. Una cápsula está dedicada a estos eventos, entre los que se destacan un concurso literario donde Norberto Pinilla presentó su estudio La generación literaria de 1842 y la publicación de un número especial de la revista Atenea.


Nuestro encabezado de redes sociales reutiliza imágenes de documentos digitalizados que forman parte del Patrimonio Cultural Común del minisitio Movimiento Literario de 1842:

Fueron fuentes para esta imagen:

Discurso de incorporación de D. J. Victorino Lastarria a una sociedad de literatura de Santiago, en la sesión del tres de mayo de 1842

Carlos Bello Boyland, hacia 1840

José Joaquín de Mora, 1783-1864

Andrés Bello, 1781-1865

Santiago Lindsay, 1842

José Victorino Lastarria, hacia 1855



Visita nuestro minisitio anterior:

El Progreso (1842-1853): Caracterizado como un medio "académico, literario y cultural", en sus páginas participaron figuras relevantes de la intelectualidad chilena. En el ámbito político, aunque se planteó en su prospecto como un diario no oficial, estuvo vinculado al gobierno de Manuel Bulnes. Sin embargo, con la salida de Manuel Camilo Vial Formas del ministerio en 1849, el diario pasó a ser un medio de oposición a los gobiernos conservadores.