volver

HUGO CORREA, EL "CHILENO DE OTROS MUNDOS", EMPRENDE SU VIAJE DEFINITIVO.

A los 82 años murió Hugo Correa, el mayor representante del género de Ciencia Ficción en nuestro país.

Hugo Correa, quien fuera pionero en la literatura de Ciencia Ficción en Chile, falleció a los 82 años. Su obra alcanzó una importante difusión internacional, siendo su relatos recopilados en antologías españolas, inglesas, norteamericanas e incluso japonesas.

El escritor y periodista inició en la infancia su fascinación por contar historias interminables y su obsesión por el mundo de lo desconocido y la vida extraterrestre. Nació el 24 de mayo de 1926, en Curepto. Llegó a ser presidente de la asociación Ufo de Chile, alcanzó a estudiar dos años de Derecho, hasta que decidió dedicarse a la literatura y el periodismo. Se inició en esta última actividad como colaborador en el Diario El Mercurio en 1947 y fue, además, redactor en las revistas Ercilla y Paula y en el diario La Tercera. Como periodista también se desempeñó durante el gobierno de Eduardo Frei como director de Difusión de la Consejería Nacional de Promoción Popular y durante el Gobierno Militar dirigió la Fundación Nacional de la Cultura.

Los Altísimos: Obra Cumbre del género de Ciencia Ficción en Chile

En 1951, Correa publicó su primera novela, Los Altísimos, reeditada y aumentada en 1959, que tuvo una excelente recepción de la crítica y recibió, incluso, el Premio Alerce, ese mismo año.

Esta novela marcó un hito en la reducida historia de la Ciencia Ficción Chilena. Recreando un mundo construido por una civilización altamente tecnologizada, donde los hombres están subordinados totalmente a las máquinas, Correa no sólo escribió una obra cumbre para el género de ciencia ficción chileno, sino también y, a su propio estilo, elaboró una sátira de los regímenes totalitarios y su deshumanización.

Los Altísimos fue traducida a más de diez idiomas, y su éxito le valió el apoyo del propio Ray Bradbury, quien a fines de los años sesenta presentó a Correa en una de las más prestigiosas publicaciones especializadas en este género literario.

Otras de sus publicaciones son Alguien mora en el viento, también del año 1959, que narra la aventura de dos astronautas en los islotes vegetales de Venus. En 1960 publicó El que merodea en la lluvia, sobre sucesos paranormales ocurridos en el Sur de Chile. A estás publicaciones le siguieron, en 1969 Los Títeres; en 1971, Cuando Pilatos se opuso; en 1981 el Nido de las Furias y, en 1988, Donde acecha la serpiente.

Su fama en el género de ciencia ficción no le impidió cultivar otros estilos literarios. Fue autor de tres obras teatrales: El diablo en la cabaña, La Señora Laura no vive aquí, La Trampa en el Jardín y, su última novela publicada en 1992, La corriente sumergida, de tendencia realista.

Presentamos en Memoria Chilena, algunos artículos pertenecientes a la sección Crítica Literaria que entregan una perspectiva sobre la obra de Hugo Correa: