Subir

Poesías de Pedro Antonio González

En 1917, Armando Donoso Novoa (1886-1946) editó Poesías, libro de Pedro Antonio González publicado por la Imprenta Chilena. Esta recolección fue parte de un conjunto de compilaciones que Donoso realizó durante la primera mitad del siglo XX, varias de ellas dedicadas a la obra de poetas.

Posteriormente, aparecieron nuevas ediciones de Poesías: en 1918, también publicada por la Imprenta Chilena, y, luego, en 1922 y 1927. Estas dos últimas ediciones correspondieron a volúmenes aumentados a partir del trabajo de investigación y recopilación del editor, los que fueron publicados por la editorial Nascimento. En la "Advertencia a la cuarta edición", Donoso indicó que este volumen correspondía a "la edición más completa de los versos de Pedro Antonio González que hasta ahora se haya intentado reunir. Si bien es cierto que pueden haberse escapado al compilador algunas antiguas poesías publicadas en La Ley, en La Libertad de Talca o en algún periódico ocasional, o tales o cuales estrofas inéditas que obran en poder de amigos del poeta o de personas que las conservan como preciados tesoros, no es menos cierto también que ello en nada amengua el mérito de esta edición, reunida tras pacienzudas búsquedas, largas esperas, minucioso hurgar en los periódicos, que suman una labor de algunos años" (Donoso, Armando. "Advertencia de la cuarta edición". En González, Pedro Antonio. Poesías. Santiago: Nascimento,1927, p. 39).

Las obras de González fueron agrupadas en seis secciones: "Versos de juventud", que integró los poemas que el autor escribió entre 1883 y 1884; "Ritmos", sección que presentó el libro homónimo del autor; "Nuevos ritmos", que incluyó otras composiciones poéticas; "Himnos escolares", conjunto de poemas que, según lo que indicó Donoso, González escribió ante la posibilidad de que fueran parte de un volumen de "cantos escolares para las escuelas", proyecto que no fue finalmente editado; "Últimos temas", sección que incluyó algunas poesías tituladas con nombres de personalidades, como fue el caso de los poemas "Juan Gonzalo Matta" y "Domingo Urzúa Cruzat". El último apartado del libro se llamó "Asteroides", que incluyó 39 poemas que el autor escribió en un cuadernillo y que, según expresó el editor, González "seguramente pensaba después darle forma de volumen, titulándolas independientemente. Alguna de ellas, Hiemal, por ejemplo, había sido publicada antes" (Donoso, p. 392).

Además de estas secciones que presentaron poemas del autor, la edición incluyó un texto titulado "La Belleza" que González publicó en La Ley (1894-1910) el 19 de mayo de 1899. Inicialmente este texto era el primero de tres que comprenderían el conjunto "La Belleza", "El Ideal" y "El Arte", proyecto que quedó inconcluso. En el escrito compilado por Donoso, González desarrolló un ensayo breve a partir del cuestionamiento de qué es la belleza, la que comprendía a la vez como "una idea y una emoción" (González, Pedro Antonio. "La Belleza". Poesías. Santiago: Nascimiento, 1927, p. 44).

Respecto a la recepción de este ensayo, algunos autores lo han considerado como un escrito con falencias conceptuales, pero valioso pues se puede apreciar en él la vinculación del autor con la sensibilidad modernista: "Tiene en todo caso un valor bibliográfico, principalmente si lo consideramos en el sentido en el cual quiso escribirlo su autor, es decir, como manifiesto estético, aunque no logrado; muestra, además un lenguaje que se acerca a la línea modernista y un gran romanticismo -de fondo y forma- que lo presenta muy parecido con la primera Carta literaria a una mujer, del sevillano Gustavo A. Bécquer" (Raviola Molina, Víctor. El modernismo de Pedro Antonio González. Temuco: Escuelas Universitarias de la Frontera,1968, p. 21-22).